Triatlón sprint Club Naútico 2013

imagesAmanece el domingo 25 de agosto y, curiosamente, lo hace con un cielo encapotado y con mucho fresco, dando descanso de esta manera, a la sensación de calor agobiante que ha azotado  Lanzarote durante todo el mes.  Y yo me despierto pensando que ya puedo tachar de la lista de inquietudes la de haber hecho un triatlón, por lo que mi mente, al igual que esta mañana, también amanece más despejada…

A las 11:00 am del día anterior  terminaba la retirada de dorsales en el mismo Club Naútico y yo llegaba media hora antes. Se podría decir que la generosidad de la bolsa del corredor es inversamente proporcional al precio de la inscripción, o lo que es lo mismo, sólo traía una triste camiseta que, para colmo de males, me la tengo que llevar de chica porque de hombre ya sólo queda de talla xl para arriba (Mi 1,70 aconseja no pasar de una talla M si no quiero aparentar pertenecer a una banda de rap o algo parecido). Entristecido con este dato me dirijo junto a mi amigo Miguel, que también participa pero en la modalidad federado, a la reunión técnica que tenía lugar a las 11:00. Allí, los técnicos de fecantri nos explican donde están situados los boxes, las lineas de monte y desmonte y demás particularidades que a mi, por mi condición de novato, no me resultan ni mucho menos obvias.

Me marcho a comer, una ensalada, arroz y pollo a la plancha, comida ligera para que no me afecte después. Empiezo a preparar la maleta, mejor dicho, el gran bolso, y tengo la sensación permanente de que me olvido algo: gafas, gorro, casco, playeras de bici, playeras de correr…. y una vez que creo que lo tengo todo arranco con la bici al hombro. Como es lógico, comparo continuamente todo con las carreras de trail y, obviamente, estos preparativos son más complejos.

Llego a la zona de boxes, instalada en el aparcamiento del Club Naútico, y me vuelvo a encontrar a Miguel, me dice que le ponga la pegatina con el dorsal a la bici antes del checking que si no no me dejan entrar, y en ese momento recuerdo que se me había caído cuando saque la bici del coche…. A correr otra vez a ver si la encontraba, y la encontré. Vuelvo por segunda vez a los boxes y esta vez si entro sin problemas previa comprobación por los jueces de todo el material… A buscar mi acople para la bici, el 169. Lo encuentro y empiezo a sacar del bolso todo lo que tengo que dejar allí, mi madre!!! Si es que  tengo el triple de cosas preparadas que culquier otro… Pienso que más vale que sobre que no que falte y me voy al guardabolsos a dejar el bolso. Cuando vuelvo me doy cuenta que me había olvidado de beber agua y que allí tampoco tenía. Eran las 15:00 y el calor achuchaba de aquella manera…Consigo agua y me encuentro a Laura, una jueza amiga mia, que me acompaña hasta la zona de la playa en donde empieza la natación. A medio camino me doy cuenta de que llevo las gafas de sol puestas y se las doy a Laura para que me las lleve a mi box… Nos hacen caminar desde los boxes hasta la playa descalzos y cuando se acaba la alfombra el suelo arde por lo que me tengo que subir a la zona de césped para no quemarme… Llego a la playa y todavía quedan 15 minutos por lo que decido buscar la sombra de una palmera e instalarme allí hasta la salida.

Cuando veo aparecer al mismo técnico que había dado la charla dejo mi cómoda palmera para volver a la realidad del calor del mediodía… Nos llevan hasta el arco de salida. Las chicas salen cinco minutos antes y luego, zas, pistoletazo para nosotros. Espero a que todo el mundo se tire al agua y luego me tiro yo. Empiezo a nadar tranquilo con más espacio del que esperaba y, para mi sorpresa, no soy el último, es más, me veo adelantando a gente por un ladito… Teníamos que dejar todas las bollas a la izquierda y así lo hice. Tras la tercera bolla girábamos hacia un puente para pasarlo por debajo. La corriente era fuerte en este punto pero me veía bien, respirando incluso cada tres brazadas y consiguiendo mayor deslizamiento. Volvemos a pasar por otra boya y, para mi sorpresa, ya no veo ninguna más, sólo un islote azul hacia el que todo el mundo se dirige. Al sentirme desubicado empiezo a agobiarme un poco más y ya respiro cada dos brazadas y saco la cabeza cada minuto para ver mi situación. Sigo sin ver más bollas pero nado en la misma dirección que el resto de nadadores. Un rato después consigo divisar la bolla a lo lejos… Debo llevar ya 450 0 500 metros y me veo bien, sin embargo, sigo respirando cada dos brazadas para sentirme más seguro. También el traje me empieza a sollar que da gusto y al mezclarse con el agua salada escuece más aún. No me han adelantado mucho y yo voy más o menos con los  mismos nadadores siempre que van a mi ritmo. Tras llegar a esta última bolla por fin giramos dirección a tierra pero hay como cinco barcas en medio por lo que habrá que ir sorteándolas. Yo lógicamente me como alguna de frente y tengo que enderezar después… Es que todavía no tengo experiencia en esto de la ubicación en el mar. Por fin llego a tierra tras 23 minutos, subo los escalones, paso por debajo de la ducha y me dirijo corriendo a los boxes en busca de la bici.

la fotoLa transición la hago envuelto de torpeza. Me pongo la riñonera al revés y se me caen todos los geles, los calcetines tardan un año en entrar en cada pie mojado, el portadorsal me lo pongo para el lado que no era… pero al final consigo salir. Nada más empezar me doy cuenta de que este deporte se me da mejor que el anterior, aunque llevo la boca superseca del salitre y no tengo ni pizca de agua. Empiezo a adelantar gente y, con mayor ligereza aún,  me empiezan a doblar los primeros clasificados, que ya por ese entonces me llevan unos 15 minutos de ventaja. Son tres vueltas al mismo circuito, la ida se hace dura por tener el viento en contra y por ser más ascendente, así los ritmos son más lentos, pero la vuelta la hago muy rápido (o eso creo yo), con una buena cadencia. Adelanto a unos cuantos corredores más durante el circuito y eso me da ánimos. Tras 45 minutos completo el segmento. Me bajo de la bici en la línea de desmonte y me dirijo rápidamente otra vez a boxes.

Esta transición fue más rápida que la anterior, creo… Pero aún así con los nervios del momento fui a salir al circuito a pie con el casco puesto, menos mal que la jueza de turno se apiadó de mi y me lo dijo, evitando así un espantoso ridículo…Esta vez sin casco me dirijo al circuito a pie, lo que se supone que se me tenía que dar mejor, y la verdad que no fue mal del todo. Según mi garmin, en los dos primeros kilómetros no pude bajar del 04:50 y eso es muy lento. Estaba empezando a notar la deshidratación y tenía el gel en la mano para tomármelo pero no me lo quería tomar sin agua, a la cuál tendría acceso en el km 2 , por lo que esperé hasta ese punto para ingerirlo. Y no me fue mal, los ritmos empezaron a subir. Adelante a unos cuantos corredores más y completé este segmento en 21:19, con una media de 4:16.

Al final tiempo total de 01:30:40 y puesto 43 en la general de 59 que terminaron. Muy contento con lo conseguido, más aún, después del poco entrenamiento específico que había realizado. Y ahora, ¿Cuál es la siguiente meta?, como siempre, esa es la pregunta que ronda mi cabeza en estos momentos …. Pienso que puedo llegar en condiciones de terminar la modalidad short de la Ocean Lava el día 2 de noviembre, pero para ello tengo que empezar a entrenar hoy o mañana mismo….Creo que sí, que va a ser esa la opción. Además tengo en medio la Cochinilla Trail, por lo que no tendré tiempo para aburrirme….

Clasificaciones open

Clasificaciones federados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s