Ruta 0 – 4 – 0 2013

Aquella idea de hace unos meses que tenía como objetivo  entrenar en algún sitio con altitud para probar esas condiciones y que no nos traicionaran en los Alpes terminó con dos candidaturas: La de Gran Canaria y la de Tenerife. Finalmente elegimos la segunda, ya que ya habíamos estado en Tamadaba en Diciembre y Tenerife ofrecía la exigente y atractiva ruta 0 – 4  – 0. Hace un mes ya le pusimos fecha, el 10 de marzo, y este fin de semana pudimos llevarla a la práctica.

ImageDe esta guisa, nos reunimos en el aeropuerto de Lanzarote los tres mosqueteros el viernes sobre las 18:00 horas. A veces me pregunto que como se puede utilizar tanto material en un deporte tan simple como correr, pero es que cuando se trata de montaña y no sabes las condiciones que te vas a encontrar, a todos los accesorios se les encuentra una posible utilidad. Debido a esto tuvimos que facturar enormes maletas a pesar de que el viaje sólo rondaba las 24 horas. Ya en este momento estrenábamos el nuevo uniforme de paseo facilitado por Helly Hansen y que nos acompañará a La Palma y a la 4 Trails. Sólo cupieron palabras de agrado con tan buen material…

.- Primera foto a las puertas del avión y embarcamos rumbo a Tenerife. Viaje distendido en el que se nos notaban las ganas que teníamos de empezar a correr. Llegamos a nuestro destino y se nos recibe con una fina lluvia que no nos proporciona buenos augurios, pero bueno, mientras siga siendo fina no causará mayores problemas. Cogemos las maletas y empezamos a barajar un posible cambio de horarios: ¿Y por qué no salimos de noche y así vemos amanecer en la cumbre? La idea nos invade hasta el punto de que casi nos cautiva, pero finalmente el cansancio hizo mella y nos aconsejó dormir un par de horas antes de empezar el entreno.

Image.- Cogemos el coche de alquiler y empezamos a cumplir trámites. La primera misión y más importante nada más llegar era ir a buscar el nuevo juguete de grabación: La Go Pro 3 Black Edition, que nos acompañaría al día siguiente en la ruta. Una vez que la tenemos en nuestro poder vamos al supermercado a adquirir todos los alimentos que hacen falta para diez horas de exigente entrenamiento: Agua, embutidos, pan, nutella, plátanos, bebidas energéticas…Ya con todo ello nos dirigimos al hotel en Puerto de la Cruz, cogemos la habitación y nos vamos a cenar a un italiano que nos recomiendan para dejar los depósitos de hidratos bien repletos. Nos vamos de vuelta al hotel con el estómago contento y nos acostamos a eso de las 01:00…

.- A las 04:00 suena el despertador, turnos para ducharnos y empieza el despliegue. La habitación adquiere un tinte hostelero con tanta preparación de bocadillos y sándwiches Los depósitos de agua bien llenos con sus sales de Power Gym, chocolatinas energéticas, plátanos y geles para los momentos de desfallecimiento. Todo esto hace que las mochilas pesen entre cuatro y cinco kilos cada una, pero es que no tenemos avituallamientos ni personal de apoyo, lo que convierte el reto en una aventura de supervivencia…

Image.- Cogemos el coche ya vestidos para la faena y nos dirigimos al punto de salida, la Playa del Socorro, a quince minutos del hotel. Eran ya las 05:45 cuando llegamos allí. Otra vez últimos preparativos: Algunos que estrenaban bastones, otros cámaras… Es inevitable olvidar algo entre tanto material!! Foto de rigor, activamos los gps y salimos dirección al Teide guiados por el Suunto Ambit de Patrick que llevaba la ruta cargada. La noche nos cubría y la iluminación de los frontales nos alumbraba el camino. Ya desde el principio queda claro el tipo de pendientes que nos ibamos a encontrar: Imageduras y con mucha inclinación. La carretera nos saca de la playa y nos dirige a la autopista principal del norte, la cuál atravesamos por el arcén durante unos 300 metros para girar luego a la izquierda y meternos en la primera gran pendiente del camino, una pista ancha de tierra que nos llevará al barrio de Tigaiga. Una vez aquí tocó desprendernos de  los cortavientos puesto que la subidita nos había hecho entrar en calor. Atravesamos este barrio y, todavía con la noche como acompañante, nos metimos en otro ascenso pedregoso entre plataneras que nos llevó directamente hasta el ImageMirador del Lance, en donde se encuentra la estatua del Mencey Mentor. Es indescriptible la sensación de lejanía que producía este punto desde la Playa del Socorro y nosotros, tras una hora larga de ascenso ya lo habíamos alcanzado. Fotos de rigor en el citado mirador y sin mucha dilación seguimos ascendiendo, aprovechando que el sol tinerfeño nos empezaba a brindar ya toda su luminosidad. Una vez pasado este pueblo, cualquier síntoma de civilización fue inexistente…

Image   .- Fue precisamente en las afueras de El Lance donde pudimos ver por primera vez a lo lejos nuestro objetivo, el pico nevado del Teide. El día estaba fabuloso y soleado, disipando de este modo cualquier preocupación climatológica que pudieramos tener. Más fotos y a seguir subiendo por un camino plagado de enormes antenas. Por ahora las piernas respondían y las ganas no se habían visto reducidas, por lo que el ritmo de subida no era malo. Las antenas nos dieron paso a una hermosa zona verde plagada de angostos caminos llenos de zarzas y pinos. Ya en el kilómetro 8 y con los primeros
Image1000 metros de desnivel ganados, nos encontramos en el Mirador de El Asomadero con el primer miembro del equipo Tenerife Trail que nos íbamos a encontrar a lo largo del día y que estaba entrenando por la zona, Emilio. Nos cuenta que compañeros de él también han iniciado la ruta 0-4-0 a las 07:30 comandados por un tal Suso. Tuvimos el placer de compartir unos kilómetros de ascenso con él y con la seguridad que nos daba ser guiados por un corredor local . 
Como el hambre empezaba a dar señales de vida, le pedimos consejo acerca de un buen lugar para parar a comer y hacia allí fuimos, un “merendero” situado en el kilómetro 12 que aprovechamos para recargar energías.Image

.- El verde seguía siendo el color predominante en esa zona y los cruces de caminos eran constantes. Seguíamos el consejo de algún cronista que ya había realizado la ruta: Ante la duda, siempre coge el camino de mayor pendiente. Y vaya si era cierto ese consejo….Estábamos ya a la altura del mar de nubes y pronto nos situamos por encima de ellas. De un momento a otro los paisajes cambiaron de color para convertirse en zonas secas y áridas. Tras alguna que otra Imagepérdida, volvimos a encontrarnos con Emilio que se ofreció nuevamente a hacernos compañía hasta llegar al Llano de las Brujas, un lugar arenoso custodiado por los Riscos de la Fortaleza y que daban la sensación de encontrarse en el lejano oeste… Pero no llegaron indios y vaqueros, sino más caminos ascendentes para seguir ganando desnivel. Ahora los caminos estaban marcados con piedras y, tras avanzar unos Imagemetros, nos encontramos con otros dos corredores del equipo Tenerife Trail que venían ya en descenso. Curiosamente ya habían hablado con Emilio y conocían de nuestra existencia. Muy amablemente nos ofrecieron agua y nos indicaron las distancias y caminos que nos quedaban para llegar a nuestra meta. Además nos informaron que hasta la base de la Imagemontaña se podía llegar casi sin problemas, pero que a partir de ahí, el camino estaba cubierto de nieve y se hacia muy difícil avanzar por él.  Con esos nuevos datos, empezamos a plantearnos cuál iba a ser el punto de regreso, aunque seguíamos con la convicción de intentar llegar, como mínimo, al Refugio Altavista. Luego nos daríamos cuenta de lo arduo de nuestro objetivo.

Image    .- Ya nos acompañaban ciertos tramos de nieve a los lados que, en algunos casos, invadían los caminos. Llevábamos cinco horas de ascenso y el hambre volvía a hacer acto de presencia. Segunda parada larga, esta vez para comer más sólido todavía y reubicar el material en las mochilas para una mejor adaptación. Es notable, ya alcanzados los 2000 metros de desnivel, el efecto positivo que han producido los bastones y que han evitado dolores musculares, sobre todo, en cuadriceps e isquiotibiales. Reemprendemos el camino y nos encontramos ahora con los típicos Huevos del Teide, enormes rocas escupidas por el volcán en su última erupción y conocidas por su forma oval. Los ríos de lava de la erupción se convirtieron en enormes sendas de rocas que nos amenazaban con su presencia, recordándonos que estamos ante un volcán y no ante una montaña cualquiera. Nos adentramos en la zona conocida por Montaña Blanca, la cuál es atravesada por un sendero zigzageante  que ofrece atajos y en el cuál, la nieve ya es predominante, lo cuál dificulta el caminar. Con bastantes dificultades ya, llegamos a la conocida “Base del Teide” , en la cuál nos encontramos a bastantes montañeros en fase de descanso. Al preguntarle por el camino hacia el Refugio, nos indican un sendero muy estrecho totalmente Imagecubierto de nieve. Les preguntamos cuánto podemos tardar en llegar arriba y nos indican que entre una hora y hora y media. Al oír esto, otro montañero que estaba regando el habitat con sus líquidos corporales, soltó una carcajada y afirmó que si llegábamos en una hora arriba … nos daba un beso

.- Ante tal panorama y sin material necesario para afrontar un ascenso nevado y, sobre todo después el descenso, tuvimos que tomar una decisión. Lejos de caer en ningún tipo de ignominia y dejándonos caer en los brazos del raciocinio, dimos la vuelta en ese preciso instante (también por no obligar al montañero regador a cumplir su promesa… ;)) y afrontamos el descenso. Ya llevábamos casi 24 kilómetros de muy exigente subida en más de 6 horas y habíamos alcanzado ya más de 2500 metros de desnivel positivo. No eran cifras nada malas para el entrenamiento que nos habíamos planteado.

.- Pero esos mismos kilómetros ahora había que bajarlos y las pendientes que habíamos subido ahora se convertían en rampas aniquiladoras de cuadriceps. Afrontamos los primeros kilómetros de bajada muy tranquilos, apoyándonos en los bastones y caminando mucho rato. Volvíamos a pasar por los mismos sitios, pero se veían desde otra perspectiva. Además, el soleado día que nos acompañó en la subida se había tornado en un día cambiante en el que la niebla y las nubes adoptaban cada vez un papel más predominante. Aquellos dos corredores que nos habíamos encontrado nos habían “chibado” donde podíamos encontrar una garrafa de agua, por lo que pasamos por el “escondite” a rellenar nuestros depósitos. Gracias a este detalle, pudimos llegar hasta la playa con el agua necesaria sin que notáramos en ningún momento los temidos efectos de la deshidratación. Damos las gracias desde aquí a estos chicos por tan generosa revelación…

ImageLa ropa de Helly Hansen es bastante ligera y se adapta bien a todas las condiciones, lo cuál también es de agradecer en una ruta de tantas horas. Es de reseñar también que la suplementación proporcionada por Power Gym hizo los efectos deseados, y retrasó los temidos síntomas de fatiga.  Lógicamente, estos kilómetros de bajada transcurren mucho más rápidos, aunque la sensación de querer llegar al destino provoca cierta ansiedad en determinados puntos. No dejamos en ningún momento de inmortalizar estos momentos con el nuevo juguete de Patrick, cuyas imágenes panorámicas son realmente impactantes

Última parada en el mismo merendero en el que paramos para subir. Otra vez ingerimos  mucho sólido y bastante líquido para afrontar los últimos 12 kms deImage descenso vertiginoso. Es curioso, pero es al bajar cuando realmente te das cuenta de lo que has subido y más te enorgulleces de haber completado el ascenso. Cuando llegamos nuevamente a los caminos angostos y resbaladizos extremamos las precauciones puesto que una caída en este tipo de terreno puede hacer mucho daño. Y es aquí cuando más nos sorprende ver bajar al último corredor de Tenerife Trail que  nos encontraremos este día. No es otro que el gran ImageSuso, del que ya sus compañeros nos habían hablado. Es capaz de bajar por los resbaladizos terrenos como si tuvieran la adherencia del asfalto y al pasar a nuestro lado lo paramos para que nos saque una foto y nos hable un poco del camino que queda. Nos sorprende al contarnos sus tiempos record en completar la ruta hasta el cráter y nos invita a bajar con él, pero creo que estamos en otros niveles de rapidez y conocimiento del terreno por lo que desestimamos su invitación. También nos comenta sus sufrimientos de ese día para bajar del Refugio, lo cuál nos hace sentir acertados en la decisión tomada.

.- Cubrimos los kilómetros finales y, por fin, llegamos a la Playa del Socorro nuevamente. Aquel aparcamiento solitario que abandonamos se ha convertido en un atestado lugar de coches y personas que nos reciben con miradas de incomprensión. Patrick graba el momento con su nueva Gopro, mientras nosotros paramos los relojes a nuestra llegada al coche. Dejamos atrás 10 horas de travesía, con inolvidables momentos y llenos de risas y camaderia. Sin duda, un gran entrenamiento de cara a los próximos retos importantes, Transvulcania y, por supuesto, la Salomon 4 Trails.

.- Cansados, pero todavía de una pieza, nos dirigimos hacía el hotel con rapidez puesto que el tiempo se nos hecha encima debido a la proximidad de la hora del vuelo de vuelta a Lanzarote. Sin embargo, todo sale a pedir de boca y llegamos con tiempo de sobra al Aeropuerto de Los Rodeos para emprender el viaje de regreso a casa. Una vez aquí nos damos cuenta de la cantidad de gente que nos ha seguido y apoyado a través de las redes sociales y a los que queremos agradecer desde aquí su implicación y en especial a nuestras parejas y a nuestro entrenador y fisioterapeuta Juan Montero, que han estado todo el dia pendientes de nosotros a través del móvil.  También agradecer a todos nuestros colaboradores y patrocinadores su esfuerzo, ya que sin ellos sería imposible afrontar retos de esta magnitud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s